tipos de toldos

Cuando buscas un toldo, sea para tu jardín o terraza, lo ideal es escoger aquel que mejor se adapte a tus circunstancias y al lugar a ocupar. Por suerte para ti, existe una amplia variedad de cubiertas, cada una con sus ventajas e inconvenientes. ¡Descubre los toldos más destacados y los más adecuados para incorporarlos a las distintas zonas de tu hogar!

Los diferentes tipos de toldos

El mercado de toldos te ofrece, en la actualidad, un amplio abanico de posibilidades. Al principio quizá pensaste que no era para tanto, pero la realidad es bien distinta. Este tipo de estructura se adapta a los diferentes espacios en los que se puede instalar, ya que no es lo mismo una terraza que un jardín. Así, conocer los principales modelos te permitirá descubrir cuál es el que realmente necesitas.

Toldos tipo mobobloc

Los monobloc cuentan con un gran número de puntos de anclaje y una estructura de gran robustez. Están pensados para cubrir espacios amplios, lo que les permite cobijar hasta seis metros en línea recta con un solo brazo. Además, en caso de que lo necesitases, es posible añadir brazos adicionales para abarcar más.

Así, su principal ventaja es la dimensión que puede cubrir, pero también es un toldo robusto de instalación fija. No obstante, requerirá de cierto mantenimiento y de una fuerte inversión inicial.

Toldo de punto recto

Es uno de los más utilizados en hostelería y comercios, puesto que permite cubrir todo un escaparate en un día de sol. Se trata de un toldo muy efectivo y que cuenta con solo dos brazos extensibles. Estos miden lo justo para cubrir el espacio que interesa proteger, lo que lo hace muy sencillo de utilizar e instalar. Ampara también de la lluvia y del viento, por lo que es perfecto para instalarlo en terrazas y ventanas.

Toldo tipo cofre

Es un toldo pensado para instalar en zonas abiertas, ya que cuenta con un cofre que guarda la lona. Los restaurantes y hoteles lo utilizan para cubrir espacios exteriores, y es el indicado si buscas resguardar la terraza de tu hogar. Su punto fuerte es su flexibilidad, que contribuye a guardarlo sin complicaciones cuando no lo usas y, así, proteger la lona del desgaste. Sin embargo, la instalación puede llegar a ser complicada y cara.

Toldo articulado

El modelo articulado cuenta con dos brazos en abanico para extender la lona, lo que permite cubrir un mayor espacio que uno de punto recto. Además, están colocados bajo la propia lona para evitar que el agua les afecte, lo que aumenta la resistencia al deterioro del conjunto. Es un toldo ideal para cubrir ventanas y puertas de locales.

Toldo vertical

Es un tipo de toldo muy sencillo, el cual se asemeja a uno recto, aunque de mayores dimensiones. Dispone de dos brazos perpendiculares a la ventana que va a cubrir, se acciona con una varilla y el mantenimiento que necesita es escaso por la simplicidad del mecanismo.

Toldo plano

Es más conocido como pérgola y cuenta con unas guías por las que se desplaza el mecanismo que extiende y contrae la lona, el cual funciona con una serie de poleas. Es una buena opción cuando quieres cubrir un patio pequeño o una terraza amplia, pero tendrás que prestar atención al mantenimiento y su estructura es fija.

En definitiva, estos son los principales tipos de toldos que puedes encontrar en el mercado. A la hora de elegir, solo tienes que prestar atención al espacio a cubrir y buscar el que mejor se adapte. Además, ten en cuenta si quieres una estructura fija o una desmontable.

Si estas pensando en instalar un toldo en tu hogar o negocio, debes saber que en Insvat somos especialistas y que además trabajamos con las 3 mejores marcas del mercado: Bandalux, Stobag y Somfy.

Coméntanos y te asesoraremos.

tipos de toldos
Tipos de toldos existentes en el mercado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies